Crow: From the Life and Songs of the Crow de Ted Hughes

crow_2072681b
Ted Hughes y la primera edición de Crow (Faber & Faber, 1970) con ilustraciones de Leonard Baskin

Al poeta inglés Ted Hughes (1930-1998) lo acechó la tragedia. Su primera esposa, la poeta estadounidense Sylvia Plath –hoy sin duda más famosa– se suicidó antes de cumplir los treinta años, en 1963, luego de dos hijos y una tormentosa relación que terminó de quebrarse por las acusaciones de infidelidad a Hughes. La segunda pareja de Hughes, Assia Wevill, se suicidó de la misma forma en que lo hiciera Plath, asfixiada en un horno de cocina, en 1969 junto a Shura, la hija de ambos. A la luz de estos eventos surgió Crow.

Aparecido 1970, el libro incluye algunos poemas previamente publicados en otras selecciones, como Four Crow Poems (1970), A Few Crows (1970). Posteriormente cierra el ciclo Crow Wakes (1971). Por ello se cree que le edición de 1970 de Faber & Faber es un proyecto que, tras la muerte de Plath, y la desaparición de Assia Wevill y su hija, Hughes no pudo completar. Así, la edición de 1972, que contiene nueve poemas adicionales, es la que se considera definitiva. En ese contexto, habría que pensar en Crow como un ciclo poético, quizá el más alto de la obra de Hughes. El poemario se compone de cerca de setenta poemas, y se pueden dividir en “ciclos” que se articulan desde dos axis “narrativos”: el Antiguo Testamento, y relatos del folklore popular cuyo protagonista es “Raven”, un héroe cultural que se desplaza entre la esfera divina y mortal.

Cuervo –y no algún cuervo– es personaje, testigo y protagonista, y también puede ser encarnación del poeta. Se trata de una presencia material-biológica, que incluso no parece ser afectada por el paso del tiempo. Sin embargo no es un ser mítico tomado de algún folklore o narrativa específica, sino una nueva fuerza creada por el poeta que invoca una serie de motivos de la tradición popular sobre el cuervo, en tanto presencia misteriosa y ubicua. Puede ubicarse al lado de Dios, presencia la caída del hombre, es testigo de la lucha de San Jorge y el Dragón, se come a Ulises, puede ser Edipo o encontrarse con Proteo.

Así, Cuervo es un ser proliferante y encierra una serie de asociaciones. Una primera asociación es la de su color. El poema “Crow Blacker than Ever” [Cuervo más oscuro que nunca], el color negro está asociado a la muerte y al error, que es motivo del poemario: el del mundo iniciado en la imperfección. Cuervo es una suerte de reparación o de vínculo [“Crow nailed them together”], entre el carácter sobrenatural de Dios y sus criaturas naturales. Cuervo presencia la creación en toda su naturaleza errada.

Otra asociación es el carácter cotidiano de la especie cuervo en su dimensión trickster. Hay poemas en que Cuervo se encuentra al lado de otras aves que se encuentran en un espacio bucólico (como “Crow and the Birds”), y también otros en que se encuentra solo ante la vida de la ciudad. En esa dimensión, Cuervo es marginal, torpe y solitario. Son estos poemas en que el tono irónico e incluso cómico evocan a las narrativas populares sobre Raven, como parte del folklore europeo y americano. En esa dimensión, Cuervo no es un emisario divino, sino que atiende sus necesidades orgánicas: usualmente tiene hambre o sufre los peligros de la ciudad. Las narrativas sobre el trickster Raven siempre presentan a este personaje envuelto en un acertijo-problema al que es llevado por un exceso: el hambre, el ocio o la curiosidad. En el Crow de Hughes resuena la dimensión del folklore de Raven, ya que Cuervo a veces,  sea de manera involuntaria o voluntaria, se envuelve en asuntos que exceden su orden. Por ello el poemario puede ser por momentos un recorrido de aprendizaje, aunque no se puede hablar propiamente de un relato.

Los mejores momentos del poemario ocurren cuando el mito cobra una dimensión altamente emocional así como procura ubicar en un espacio específico un ser atemporal. Cuervo se ubica en un espacio mítico desde su naturaleza orgánica. En Cuervo se descubre la vulnerabilidad del cuerpo humano. Ya sea en su faceta de trickster, o cuando Cuervo presencia una catástrofe, vive de la sustancia orgánica a pesar de ser una entidad fija en la historia. “A Disaster” muestra bien este gesto:

There came news of a word Crow saw it killing men. He ate well. (…) All that remained of it a brittle desert Dazzling with the bones of earth’s people Where Crow walked and mused. [Llegaron noticias de una palabra Cuervo lo vio aniquilar a los hombres. Comió bien. (…) Todo lo que quedó fue un frágil desierto brillando por los huesos de la gente de la tierra por donde Cuervo caminaba y meditaba.]

Hughes se sirve de las formas del verso de la balada o la canción y también del versículo, que son las formas en que aparecen las narrativas bíblicas y del folklore. Asismimo, el uso de la anáfora genera el efecto de un coro colectivo o de una verdad que exige ser repetida.

La coherencia de las formas métricas y los motivos que aborda Crow hacen de este un libro que se alinea a la textura del texto mítico, pero desde el quiebre y no la plenitud: la hondura del sufrimiento recuerda que la mortalidad del hombre es signo de su carácter fallido, y es ejemplar de la creación inacabada. Sin embargo, el poeta también se empeña en invocar una presencia persistente como Cuervo, que atraviesa el tiempo, y que a pesar del desastre, vive y canta. [Miluska Benavides]

***

Nota final: Jordi Doce, conocido traductor español de poetas en lengua inglesa, realizó una versión castellana Cuervo: De la vida y las canciones de Cuervo (Hiperión, 1999) que lamentablemente nunca he visto. A pesar de la traducción de Doce, Crow es definitivamente un libro que algún día me gustaría traducir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: